Paseo en coche casi se transforma en tragedia

viernes, 20 de agosto de 2010

Hoy viernes 20 de agosto 2010, con un día maravilloso, saque a pasear en coche a mi hijo.

Una mujer que quería virar desde Escriva de Balaguer hacia Luis carrera, se fijo solo en los autos que subían, pero se olvido de ver si iba algún peatón, osea nosotros.

Simplemente NO NOS VIO o más bien nos vio cuando casi nos atropella, con la fortuna que alcanzo a frenar y yo reaccione a girar el coche, si no se acrimina. Quede con las piernas de lana, ella me miro con cara de "uy no te vi" y ni siquiera un gesto de Discupla... eso me indigno más.

Todos los que caminaban por ahí la quedaron mirando, por lo bruta que fue, para mala pata ella para justo en el edificio de la esquina, por lo que las miradas fueron mas inquisidoras.

Yo aun asustada había cruzado y me quede en la esquina respirando y calmándome. Tenia el corazón a mil, la guata revuelta y una mezcla entre pánico y indignación. Mi hijo ni se entero, el seguía mirando los autos y la gente que pasaba.
Estoy en eso, cuando esta mujer pasa devuelta virando hacia arriba, ahora de Luis carrera a Escriva de Balaguer. Me fije que dentro del auto llevaba 3 niños. Ella paso a baja velocidad, como para ver como estábamos y yo reviví todo el momento y la mire con ODIO, me miro con cara de tontorrona y prosiguió su camino, que era entrar al "Club de Polo San Cristobal".

Quizás yo podría haber sido mas reaccionaria, pero no me podía mover, tenia que volver a respira. Creo que lo que mas me molesto, fue la poca preocupación por el prójimo. Casi nos atropello, mínimo que se bajara del auto para ver como estábamos. Pero reacciono como si hubiese quebrado un plato.

No es la primera vez que sucede esto, siempre en las esquinas, con los virajes. los autos simplemente no respetan a los peatones, te echan el auto encima y no se si sera casualidad, pero habitualmente son 4x4 gigantes, independiente si son mujeres u hombres, simplemente pasan.

Por lo que siempre trato de hacer el contacto visual, pero aveces la prepotencia puede más.

2 comentarios:

Kuky dijo...

Coni: a mí, dos días después del terremoto, una niña casi me atropella en el paso de cebra frente a mi casa, para después insultarme. Obvio que la puteé de vuelta, pero quedé pésimo! más estresada de lo que ya estaba y con pánico a cruzar de nuevo. Para tí tiene que haber sido diez veces peor porque ibas con tu niño´. Te recomiendo contarlo, como haces ahora e intentar relajarte mucho. Por suerte, tu enano no se percató.
Un besote! que bueno que estén bien!
da mucha rabia esa gente egoísta y ciega, que jura que vive sola en el mundo.

Cada Día Mamá dijo...

Pucha kuky, espero que ya superaras, el miedo.
A mí me paso ídem, quede con susto de cruzar, así que ahora me detengo y espero y espero, hasta que se dignen a parar o que no pasen autos.
Si estuviera sola, seria otra cosa, pero como ahora esta el retoño, me aguanto y a esperar no más.

Gracias por tu comentario!!

Besos

Publicar un comentario